sábado, 25 de octubre de 2014

Todos los partidos españoles son marxistas

Resulta muy grotesco analizar la situación política en España, sobretodo si se tiene una cierta cultura y no el clásico analfabetismo político del qual hace gala cualquier españolito cada vez que abre la boca.


Los partidos tienen nombres distintos, se supone que representan ideologías distintas y la gente vota a unos u otros pensándose que hay una gran diferencia entre ellos.
La realidad es que todos los partidos tienen una única ideología: la socialdemocracia (con perdón del P-lib y el Partido Pirata). Por qué sucede eso? Bueno, como es muy obvio que el comunismo no funciona ni en pintura, después de la caída del muro de Berlín decidieron cambiarle el nombre, pues la palabra comunismo se convirtió en tabú. Ahora se usa el eufemismo socialdemocracia. Y resulta que casi todos los partidos son socialdemócratas. El PSOE obviamente lo es. Izquierda Unida también. El PP lo es como el que más. Podemos está haciendo la transición de comunismo a socialdemocracia. Las marcas blancas de PP y PSOE (Ciudadanos y UPyd) no se salvan tampoco. Los partidos independentistas también son socialdemócratas.


Lo son porque todos hacen lo mismo: intervenir y planificar la economía, subir impuestos, aumentar el gasto público, endeudarse y sobretodo convertir el poco capitalismo que hay en corporativismo. Quienes aún tienen dudas sobre el PP, sólo tienen que ver como después de las reformas fiscales tenemos prácticamente los impuestos más altos de toda la historia. Se calcula que el estado roba casi un 60 % de lo que produce un individuo entre impuestos directos e indirectos (IRPF, donaciones y sucesiones, IVA, inflación, etc.). Sabiendo esto, llamar socialdemócrata al PP me parece muy generoso, cuando en realidad el PP es un partido prácticamente comunista. Negar esto sólo porque el nombre del partido no contiene la palabra "socialista", como ocurre con otros partidos, me parece muy ingenuo.

Siempre que se acusa al gobierno actual de capitalismo atroz, de venerar al "dios mercado" y de otras estupideces, no puedo evitar reirme un montón. La gente corriente no tiene ni idea de qué es en realidad el capitalismo, porque lo que tenemos se parece a él igual que un huevo a una castaña. Cuando se acaben las subvenciones, se quiten las diputaciones, se despidan dos tercios de funcionarios improductivos, se liquiden algunas empresas públicas y se reduzcan mucho los impuestos, entonces podremos empezar a hablar de un pequeño resquicio de capitalismo y de libre mercado, no antes.

En resumen, la socialdemocracia tiene básicamente los mismos problemas que todos los sistemas "sociales" basados en el supuesto "bien común": crea incentivos perversos, premia al que no se esfuerza, espanta al dinero y la riqueza, quita libertad al inidividuo (lo de unir izquierda y libertad es lo más kafkiano que he oído en mi vida) y sobretodo que de social no tiene nada, ya que lo único que consigue es igualar a todo el mundo en la miseria.


1 comentario:

  1. Coincido contigo. Una vez escribí al gobierno del PP para decirle que opinaba de ellos lo que tú escribes aquí. No me contestaron.

    ResponderEliminar

Comentar